Our Recent Posts

Archive

Tags

El go cart de Nick

"Antes de tener la edad suficiente para conducir, Nick soñaba con tener un go cart que pudiera conducir por las calles de Houston. Este proyecto, concebido, investigado y construido por Nick, es un testimonio de dos cosas: los padres que guiaron y los padres que apoyaron la competencia personal al permitir que su hijo creyera, luchara, cometiera errores e intentara nuevamente" Destacado en el blog de RDIconnect

Como padres, tenemos sueños para nuestros hijos TEA. Un gran sueño, tal vez el más grande es que puedan ser capaces de establecerse metas y ser dueños de su éxito.

Este proyecto realizado por mi hijo Nick cuando tenia 10 años de edad no solo es un recuerdo especial de su logro personal sino de los mil y un momentos de oportunidad para reforzar la relacion de guianza padre-hijo que suele ser retadora cuando tu hijo es neurodiverso. El lazo que construyo Nick con su padre al realizar este proyecto juntos fue uno de los aprendizajes mas valiosos que me llevo como madre.

Les comparto la historia relatada y escrita por Nick Andreessen

Por Nick Andreessen

¿Alguna vez has querido hacer algo con su hijo / hija? ¿Por qué no averiguar algo que sea divertido para construir? Bueno, mi padre y yo tuvimos estas preguntas en nuestra mente. Un día estábamos viendo una película y yo estaba aburrido, así que le dije que tal vez podríamos construir un go-kart. Mi padre sugirió que deberíamos construir un marco de madera con ruedas sin motor que lo podamos empujar hacia abajo. Me dije a mí mismo: "Papá ¿En serio?" Mi idea era tener algo con un motor que fuera a 35 mph! De hecho, estaba algo molesto el que mi padre sugiriera un insignificante go-kart sin motor. Pero, yo no iba a dejar que eso me detuviera para la construcción de un go-kart con un motor.

Decidí que, debido a que un go kart con un motor era más difícil, iba a empezar con la idea de mi padre. Pero todavía no me daba por vencido de mi idea. La primera cosa que hicimos fue construir un marco de madera. Era bastante pesado, no era tan fuerte como el metal, y era de color marrón. Un día, se le poncho una llanta al carro de mi padre. El mecánico que la reemplazó supo que estábamos construyendo un go kart. No podía creer lo que estaba oyendo! ¿Cuáles son las posibilidades de que la persona que viene a componer el auto de mi padre sería alguien que estaba dispuesto a darnos el marco que necesitabamos? Finalmente tuve la oportunidad de convencer a mi padre que en realidad podríamos construir un go kart con un motor. Estaba emocionado! El mecánico dijo que tenía un marco fuerte, de metal con ruedas / neumáticos que ya estaban en los husillos. Y que estaba dispuesto a dármelos de forma gratuita! Con toda esta emoción, había una cuota a pagar, el marco era blanco y estaba oxidado. Por lo tanto, lo primero que tuvimos que hacer fue ir al Home Depot para obtener papel de lija y pintura en aerosol negro. Yo odiaba el color blanco. Trabajé en ello toda la tarde.

Una vez que el marco estaba listo, era el momento para las partes duras. Primero el motor. Fuimos a una tienda local de hardware para revisarlos. Averiguamos el tamaño que queríamos. Mi padre quería un 3HP, pero yo estaba decidido a obtener al menos un 5 HP. No pude encontrar un motor que me gustara. Cuando llegamos a casa, cheque en el internet y encontré un motor en Ebay POR MI MISMO! Le platique a mi padre acerca de él, y él no quería que lo comprara, pero pude convencerlo de que era un buen motor y finalmente me tuvo confianza. Era un azul, 5.5 caballos de fuerza, 1 cilindro, 4 tiempos, válvulas en cabeza (OHV), motor de gas. Llego por correo unos días más tarde y ya lo había puesto en el go-kart incluso antes de que mi padre llegara a casa.

Nuestro siguiente paso fue armar-trabajar con la dirección. Esto incluía el trabajo con los husillos, añadiendo varillas de unión, más el volante. Después, las partes del acelerador y del freno. Esto incluyó el acelerador y pétalos de freno, cables del acelerador y del freno, embrague, cadena y piñón.

Por último pero no menos importante, el asiento. No encontramos un asiento que se ajustara al marco, por lo que alguien soldó el bastidor del asiento y añadimos trozos de madera, los pintamos, y pusimos un cojín.

Lo mejor de todo esto era levantarse varios sábados e ir con mi padre del otro lado de Houston a la tienda donde compramos las partes del Go-Kart. Fue genial simplemente pasar el rato, yo, mi padre, y mi go kart.

Finalmente, lo terminamos! Lo rodé un par de veces, pero la bujía se carbonizo y dejo de funcionar. La tuvimos que cambiar. El go kart está completo y tiene una velocidad máxima de 35-40 millas por hora! Por supuesto que sólo funciona cuando la bujía no está sucia! ¡Jaja!

(832) 579-7780

Katy TX United States 77494

©2017 by CAPA Autism Consulting.